Después de 9 meses reaparece Boxeador cristiano y gana..

Admirador de George Foreman en el plano internacional y de  Jorge «Locomotora» Castro en el local, el «Artillero» se aferra a su fe en Dios para soñar con recuperar el título del mundo.

El ex campeón mundial de la categoría mediano de la OMB, el bonaerense Héctor Velazco, reapareció de una inactividad de nueve meses con un triunfo por puntos sobre el salteño Luis Parada, en un combate celebrado en el club Independiente de Bahía Blanca.

La victoria del «Artillero», cuyo récord ascendió a 31-3-1, 14 por nocaut. Velazco, quien ostentó la corona mundial que fue propiedad de Carlos Monzón en los años 70, volvía a pelear luego de la derrota ante Mariano Carrera en el Luna Park, en junio pasado.

Más allá de la imprecisión de sus golpes, factor lógico por el tiempo que llevaba sin pelear, al púgil de Villa Gessell le sobró aire para afrontar la pelea y hasta se dio el lujo de ensayar un «baile» en algunos pasajes. En contraste, su rival Parada (12-9-2/ 4 nocauts) llegó al final extenuado y con su rostro marcado por los golpes del «Artillero», quien esperó el fallo con su cara intacta.

«Yo soy un demoledor, no un noqueador. Difícilmente defina una pelea con un solo golpe», le dijo Velazco (31 años) después de su regreso al ring.

El peleador nacido en Avellaneda resaltó el valor del combate con Parada como «una forma de reaparecer y recuperar el ritmo de competencia», al tiempo que aguardó por nuevas chances en abril y mayo para «aspirar nuevamente a un enfrentamiento por el título mundial».

«Me quedan dos años más de fuerza para intentarlo y pienso meterle toda la garra a este 2005 que puede ser positivo para mi.

No quiero ser escalón para nadie, sino volver al título por orgullo personal, por mi familia -tiene dos hijas de 11 y 7 años- y si Dios me acompaña, estoy convencido de llegar», señaló. «Como la mayoría de los boxeadores, vengo de muy abajo, de un mundo difícil y no quiero que mis hijas tengan que pasar por lo mismo», aseguró el «Artillero».

Velazco aseguró estar esperanzado en la posibilidad de estar en una eliminatoria para ganarla y volver a intentar una pelea por el título. Admirador de George Foreman en el plano internacional y de Jorge «Locomotora» Castro en el local, el «Artillero» se aferra a su fe religiosa para soñar con recuperar el título del mundo.

«Mi fe en Dios me va a ayudar en todos mis proyectos. Soy cristiano evangélico, muy creyente, y eso me ha permitido ser una mejor persona y tener mayor seguridad», afirmó.

Fuente: Agencia Orbita

Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>