La Iglesia Evangélica de Alemania se une al proyecto de envío de un barco de rescate al Mediterráneo


Enviar un barco de rescate a aguas del Mediterráneo “lo antes posible”. Es el objetivo de la gran coalición de organizaciones y entidades sociales, agencias de rescate, instituciones municipales y el movimiento Seebrücke (puente del mar), a la que se ha unido la Iglesia Evangélica de Alemania (EKD, por sus siglas en alemán). 

Se trata de una medida con la que, dicen, buscan presionar a los líderes políticos de las instituciones europeas con el objetivo de que “no pierdan más tiempo” respecto a garantizar la acogida de las personas que llegan al continente entre los países de la Unión, además de traer de una forma segura a quienes han sido detenidos “arbitrariamente” en Libia.

“Durante décadas, en el contexto de sus actividades humanitarias y de desarrollo, la iglesia y sus agencias diaconales han contribuido cada día a salvar a las personas necesitadas alrededor del mundo”, ha asegurado el director del Consejo de la EKD, el obispo Heinrich Bedford-Strohm. “Queremos enviar un barco. El Consejo de la EKD decidió en su última reunión encontrar una asociación en la cual las iglesias, las instituciones y los activistas quieran equipar otro barco de búsqueda y rescate tan pronto como sea posible”, ha remarcado Bedford-Strohm.

 

TRES PETICIONES CLAVES

La coalición estructura su plan de acción en torno a tres demandas básicas. En primer lugar, “un plan de emergencia para refugiados llegados en embarcaciones”, con el que los países de la Unión Europea se comprometan a rescatar a las personas del mar. También exigen la disposición de “refugios seguros” con los que “aceptar a más refugiados de forma voluntaria”, y la prohibición de las devoluciones a Libia, donde muchas personas “se exponen al riesgo de torturas sistemáticas, esclavitud y violencia”. La Unión Europea y Alemania deben respetar y aplicar el principio de no-devolución como una obligación de las leyes internacionales”, señalan. 

“Apoyaremos la búsqueda y el rescate civil lo mejor que podamos mientras los seres humanos que buscan protección continúen ahogándose en el Mediterráneo y los gobiernos no actúen”, subraya Bedford-Strohm.

En Alemania ya se han visto otras iniciativas de este tipo por parte de entidades religiosas. También la Iglesia Reformada ha colaborado económicamente en las actividades de rescate en el Mediterráneo.

 



Source link