En Italia, la prostitución regresa al debate político


El debate sobre cómo regular la prostitución ha regresado a la esfera política italiana después de una controvertida propuesta por parte de Roberto Salvini, que no comparte parentesco alguno con el líder de La Liga, Matteo Salvini, aunque hasta hace poco era diputado regional en la Toscana por la misma formación. 

La idea de Roberto Salvini, de utilizar a “las mujeres en los escaparates” con la finalidad de relanzar el turismo termal no solo le ha costado su cargo en el partido, sino que ha generado gran indignación. Para Salvini, se trata de copiar el modelo de otros países europeos. “Si media Europa invierte en ese sentido, ¿no queremos sacarnos la venda de los ojos? Estuve hace 20 años en las ferias en Alemania, en Holanda es igual, en Austria es igual, en Francia es igual: encontramos a las mujeres en los escaparates. También es turismo eso. Hay gente así, si no, no estarían”, señalaba el diputado durante una reunión sectorial sobre el turismo regional. 

“Es inútil hacerse los moralistas, y además luego vas a esos lugares y encuentras muchos italianos”, añadía.

 

El hasta ahora diputado de La Liga en la Toscana, Roberto Salvini. / Facebook

INDIGNACIÓN Y RECHAZO

Las palabras de Roberto Salvini no han sido bien acogidas ni siquiera por su propio partido, que le ha suspendido por orden directa del líder de la formación, Matteo Salvini. La vicepresidenta del gobierno regional de la Toscana, Monica Barni, ha señalado que “sus afirmaciones son vergonzosas” y que “se trata de una visión que retrocede a un debate de hace 50 años”. 

También la nueva ministra de la Administración Pública, Fabiana Dadone, ha asegurado que “ante una visión tan intolerante no queda otra solución que unirnos todos para luchar en favor de una efectiva paridad de género”. 

Desde Italia, la periodista y colaboradora de Protestante Digital, Verónica Rossato, señala que “la hipocresía y la doble moral reinan”. “La respuesta del representante de La Liga en la Toscana, Daniele Belotti, a la declaración del ahora suspendido diputado regional, deja ver que la propuesta de ‘mujeres en escaparates’ no ha molestado por legitimar la prostitución sino por no favorecer la postura de que el gobierno tenga el control sobre la aberrante práctica”, señala.

Precisamente, Belotti había desmentido que el modelo de Roberto Salvini sea el de La Liga y se había manifestado favor de legalizar la prostitución. “No queremos poner a las mujeres en escaparates, sino, tomando el ejemplo de sociedades evolucionadas, como Suiza y Austria, sacarlas de las calles a fin de garantizar mayor seguridad en las ciudades, terminar con la explotación de mujeres por parte de organizaciones criminales, prevenir enfermedades de transmisión sexual y hacer emerger la enorme e incontrolada evasión fiscal, garantizando recaudaciones tributarias millonarias para el Estado”, había afirmado el líder de La liga en Toscana. “Es decir”, subraya Rossato, “nada en contra de la cosificación de las mujeres, sino a favor de que el gobierno no quede fuera del negocio”. 

 

ITALIA, UNA LEGISLACIÓN DE LA PROSTITUCIÓN COMPLICADA

En Italia está prohibido solicitar servicios sexuales en un espacio público y organizar de manera comercial la actividad sexual en cualquier lugar. Es decir, los prostíbulos están prohibidos y no hay más regulación de la prostitución que su ilegalidad en los lugares públicos. 

Sin embargo, los gobiernos regionales también pueden implantar sus propias leyes en cuanto al tema, por lo que no hay una uniformidad nacional. 

Un marco legal que no ha servido para proteger, por ejemplo, al 80% de las mujeres nigerianas que han llegado al país en los últimos años, que han sido víctimas de tráfico humano y explotación sexual según la Organización Mundial para las Migraciones (OIM, por sus siglas en inglés). 

 



Source link