Francia aprueba el control de edad en las webs pornográficas


El gobierno francés ha aprobado un control de edad obligatorio para las páginas web pornográficas con el objetivo de evitar que los menores de 18 años accedan a sus contenidos. La decisión del ejecutivo elíseo prevé un plazo de seis meses para que los portales se adapten a la nueva norma. 

Según ha señalado el presidente de la República, Emmanuel Macron, si “no llevamos a un niño de 13 años a un sexshop, tampoco podemos permitir que en el mundo digital valga todo”. Y es que la referencia de Macron a los 13 años no es casual, sino que esta es la edad media de acceso a contenido eróticos por primera vez en Francia. Una edad similar a la de la media española y del conjunto europeo, aunque según algunos expertos, hay casos en los que se rebaja hasta los ocho años. En este sentido, el presidente ha remarcado la importancia de esta decisión porque, dice, “la sexual se construye con estereotipos”.

Por eso, ha asegurado Macron, “la mera declaración de la edad no constituye una suficiente”, y ha manifestado que su gobierno está trabajando en otra ley más específica para los portales pornográficos y que aplicaría en el caso de que su petición de regular las edades fuese ignorada. 

Solo en Francia hay 5,5 millones de páginas web pornográficas alojadas, según Metacert.

 

EN REINO UNIDO SE APLICÓ EN ABRIL

En Reino Unido, entidades como Acción, Investigación y Educación Cristianas (CARE, por sus siglas en inglés), llevaban años pidiendo que se aplicase a los portales pornográficos la misma regulación que se utiliza para controlar el juego, y no fue hasta el pasado mes de abril que el gobierno británico aprobó el control de edad para acceder a las páginas de contenido erótico. 

“Queremos que Reino Unido sea el sitio más seguro del planeta para navegar en la red, y esta nueva ley nos ayudará a conseguirlo”, señalaba el ejecutivo entonces. La norma, sin embargo, afecta solo a las webs cuyo contenido pornográfico es superior a un tercio del total de lo que publican, quedando excluidas las páginas que contienen este tipo de material pero que no cobran una cuota ni obtienen beneficios publicitarios por ello.  



Source link