Suiza amplía los casos de delito de odio a la orientación sexual


El 63% de los votantes respaldaron en un referéndum el domingo 9 de febrero la inclusión de la orientación sexual en la ley que castiga los crímenes de odio por cuestiones de raza, etnia y religión.

A pesar de las diferencias entre las grandes ciudades (donde el “sí” ganó claramente) y las áreas rurales (en muchas de las cuales se votó en contra), una mayoría confirmó la decisión del Parlamento suizo, que ya había aprobado una modificación del Artículo 216bis del Código Penal.

Como sucede a menudo en Suiza, el referéndum, que también preguntó a la población sobre un segundo tema no relacionado, tuvo una baja participación (41%).

Alrededor del 37% votó en contra de los cambios en la ley, una posición defendida por el conservador Partido Popular Suizo (la mayor fuerza en el parlamento) y el pequeño partido evangélico EDU. Estos partidos consideran la norma una “ley de censura” que podría poner en riesgo la libertad de expresión.

Suiza amplía los casos de delito de odio a la orientación sexual

Votos de los municipios en el referéndum de febrero de 2020 sobre la inclusión de la orientación sexual en el Artículo 216bis del Código Penal suizo. / Gráfico: Tagesanzeiger

 

Entre los grupos de la sociedad civil que habían advertido contra dar un startus especial a los miembros de la comunidad LGTBI se encontraba la Alianza Evangélica Suiza (AES).

“El odio no es tolerable de ninguna forma, ni en contra de ninguna persona. Pero la libertad de expresión y religión debe preservarse incluso bajo la nueva ley penal”, dijo el la entidad evangélica en un comunicado publicado después de que se conociera el resultado del referéndum.

La Alianza Evangélica Suiza pide que se preserve la libertad de expresión

La AES espera que “se cumplan las expectativas de una mejor protección para las minorías sexuales”, pero insistió en que “la protección para todas las personas en Suiza ya estaba garantizada sin esta extensión”.

Ahora, la Alianza Evangélica dice que teme que el cambio en la ley “ejerza más presión sobre las personas que, por su religión y conciencia, expresan un enfoque crítico en relación con ciertas orientaciones sexuales o no desean proporcionar ciertos servicios (…) Incluso hoy, valores cristianos como la protección de la vida y otras cuestiones éticas, son combatidas con intolerancia e incluso violencia”.

Ahora que se han aprobado los cambios en el Código Penal, la entidad evangélica exige que la ley se siga aplicando de manera “razonable”.

Después de celebrar la victoria, los grupos LGTBI anunciaron que su próximo objetivo era que se aprobara una ley de “Matrimonio para todos”, otorgando a las parejas del mismo sexo los mismos derechos que los matrimonios heterosexuales. Un tema controvertido podría ser la adopción de niños.

Este nuevo debate, el de la redefinición del matrimonio, debe darse en un ambiente de “libertad y respeto”, agregó la AES, con una conversación social que sea “justa y basada en hechos”.

“Después de todo, nuestro país se caracteriza por permitir e integrar diferentes opiniones, y esto debería seguir siendo así”, concluyó.



Source link