Sudán elimina la pena de muerte por apostasía


El gobierno provisional de Sudán sigue avanzando en su programa de reformas políticas y sociales. Entre las nuevas medidas anunciadas por el ejecutivo está la de la despenalización de la apostasía, recogida en el Código Penal desde que en 1991 la introdujese el dictador Omar al Bashir, y castigada con la muerte por lapidación.

La decisión implica que, desde ahora, la conversión de una religión a otra en el país, de gran mayoría musulmana, no será punible. “Vamos a garantizar la libertad religiosa y la igualdad en la ciudadanía y el Estado de Derecho”, ha señalado el ministro de Justicia, Nasredin Abdul Bari, en una entrevista concedida a la agencia de noticias turca Anadolu.

Uno de los casos que más repercusión llegó a generar en la prensa fue el de Meriam Yahya Ibrahim, una mujer cristiana embarazada que fue condenada a muerte en 2014 por negarse a renunciar a su fe y que, finalmente, fue absuelta  y se exilió, después de una intensa campaña de presión internacional contra el gobierno de al-Bashir.

Otra de las medidas adoptadas y que también afecta a la población cristiana es la despenalización del consumo de alcohol para todos aquellos que no son musulmanes. Además, el gobierno también el Consejo Soberano de Sudán ha aprobado una ley ratificando la criminalización de la mutilación genital femenina, en la línea de eliminar “todas las disposiciones discriminatorias contra las mujeres y los niños”.

“Todos estos cambios apuntan a lograr la igualdad ante la ley. Hemos descartado todos los artículos que han llevado a cualquier tipo de discriminación. Aseguramos a nuestra gente que la reforma legal continuará hasta que eliminemos todas las leyes que violan los derechos humanos en Sudán”, ha remarcado Abdul Bari, según recoge Europa Press.

Con poco más del 5% de la población que se declara cristiana, Sudán ocupa el séptimo lugar en la última edición de la Lista Mundial de Persecución de Puertas Abiertas. 



Source link