Cien pastores evangélicos han muerto en Bolivia ayudando a víctimas del coronavirus


Un centenar de pastores evangélicos bolivianos han perdido la vida a raíz de la Covid-19. La mayoría se contagiaron cuando realizaban servicios humanitarios en las calles, en centros de salud y en recintos carcelarios. Todavía hay más líderes contagiados por el virus que permanecen ingresados en diferentes hospitales. “En este momento en nuestras congregaciones tenemos líderes que están peleando y luchando por su vida contra el coronavirus”, ha afirmado el presidente del Consejo Nacional Cristiano, Luis Aruquipa.

“Tenemos contabilizados a 40 pastores del oriente y 60 del occidente que han fallecido (por el coronavirus). Estos 100 evangélicos son de las congregaciones pentecostales eclesiásticas, entre otras que hay en el país”, ha informado Aruquipa.

El vicepresidente de la Asociación de Iglesias Cristianas de Santa Cruz, Belfort Guthrie, también ha señalado que del 6 de abril al 7 de julio se han registrado 38 fallecidos por el virus solo en esa región. La mayoría murió tras prestar prestar servicio humanitario a la ciudadanía, ha explicado. “El contagio se dio por asistir a la gente que no podía salir a realizar sus compras, comprar víveres y ayudar a hacer las ollas comunes”, ha dicho Guthrie.

También ha añadido que los fallecidos se contagiaron del virus pese a que se habían protegido como indica el protocolo de seguridad. “Los pastores que fallecieron lamentablemente tenían enfermedades de base como el chagas, la diabetes u otras patologías”, ha remarcado el vicepresidente de la Asociación de Iglesias Cristianas de Santa Cruz.

Testimonio evangélico

Por otro lado, Aruquipa también ha apuntado que las congregaciones se están poniendo a disposición de las necesidades como centros de salud improvisados. “Ahora estamos con la apertura de las iglesias porque los centros de salud han colapsado. Ya tenemos lista la congregación que está en la zona de Villa Fátima, en la ciudad de La Paz, y otra en El Alto”.

Además, ha señalado que han convocado al Gobernador de La Paz, dirigentes de las juntas vecinales, chóferes y trabajadores del gremio a una cumbre de salud para prestar ayuda a la ciudadanía. “Nosotros continuamos predicando justamente en las comunidades, en las calles. Seguimos visitando a los enfermos, a los que se encuentran privados de libertad, pero lo hacemos con los requisitos de bioseguridad”, ha explicado Aruquipa.

Desde La Paz, Vicente, un médico evangélico, explica que también “muchos profesionales de la salud están dando positivo” en el país. De hecho, esta semana también se ha diagnosticado con el virus a la presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez. “Las regiones cálidas son las que sufren más, y también las zonas más distanciadas y pobres. La cuarentena permite a la mitad de la población salir fuera cada día, y en algunas ciudades se ha retrocedido a confinamientos más severos”, reitera.

La realidad de este sanitario consiste, dice, en “recibir pacientes, orar por los compañeros de trabajo y compartir la Palabra de Dios con los enfermos”. “Orad para que las infecciones no crezcan exponencialmente y para que podamos contener el número de enfermos. Orad para que, especialmente, nos acerquemos a Dios, le conozcamos más y estemos preparados para partir hacia su presencia si Él nos llama”, dice.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITALInternacional
– Cien pastores evangélicos han muerto en Bolivia ayudando a víctimas del coronavirus



Source link